english français portuguese
quienes somos misión y visión catálogo online Contáctenos
inicio
novedades
artículos técnicos
investigación
presencia global
trabajos de campo
multimedia
links - salud animal
encuesta
buscador
búsqueda avanzada...
artículos técnicos
----------------------------------------------------------------------------------------------------
regresar

Ivermectina en pequeños animales - Dermatologia y Aplicaciones adicionales

2009-03-02

Manon Paradis DMV. MVSc,

University of Montreal, Faculty of Veterinary Medicine.

Extraido de The Compendium ol. 20 No. 4 abril/98

 

TRADUCCIÓN Y SÍNTESIS:

Dr. Lacides Serrano Vega. DMVZ; Ph.D.


Productos relacionados: Bovimec®, Doramec® L.A.


INTRODUCCIÓN

La Ivermectina es un antiparasitario de amplio espectro utilizado universalmente en varias especies. Este antiparasitario es muy útil en el tratamiento de varias infestaciones por ectoparásitos.
La única indicación aprobada por la F. D.A. en perros y gatos es la prevención de la dirofilariasis por lo tanto otras aplicaciones estarían fuera de aprobación oficial, que se denominan ¨Extralabel¨o fuera de las recomendaciones oficiales.
Sin embargo, a pesar de las reacciones en perros Collies, la Ivermectina en sus formulaciones para otras especies se usa ampliamente en la medicina canina y felina.

 

 

RESUMEN ECTOPARASITISMO CANINO - SARNA SARCOPTICA

Esta infestación altamente contagiosa, con intenso prurito debe ser confirmada por raspado de piel. El uso de la Ivermectina fuera de recomendación oficial, vía subcutánea u oral ha sido utilizado el manejo clínico de esta enfermedad. Los reportes experimentales hablaban de una dosis única de 200 mcg/Kg, como efectiva, sin embargo, la Ivermectina es generalmente administrada a una dosis de 200 a 400 mcg/Kg cada 7 días vía oral o cada 14 días vía subcutánea por 4 a 6 semanas. Se recomienda que todos los perros en contacto se deban tratar.

Recientemente la Ivermectina Pour-on al 0.5% ha sido usada en un experimento. Se le aplicó a 90 perros y el producto se consideró como efectivo, práctico, y bien tolerado cuando se aplicó tópicamente a una dosis de 500 microgramos por Kilo (0.1 ml/Kg), 2 veces, con intervalos de 2 semanas. El tratamiento es equivalente  en costo a las fórmulas inyectables a la dosis de 200 microgramos/Kg, vía subcutánea, cada 2 semanas. Se considera que esta formulación se absorbe bien, y también estaría contraindicada en perros de la raza Collie.

 

ACARISCIS OTODÉCTICA

El otodectes es común en perros, gatos y hurones. Los parásitos viven en los canales auriculares, pero pueden habitar en otro sitio del cuerpo. Esta otitis puede estar asociada con una copiosa descarga (o secreción) oscura y en prurito auricular.

La terapia tradicional consiste en aplicaciones tópicas de medicaciones óticas, con un acaricida como principio activo. Debido a que los ácaros pueden sobrevivir fuera del canal auricular, la aplicación de un acaricida sistémico se puede recomendar. La Ivermectina es efectiva en la acariasis otodéctica canina, cuando se administra oral o subcutáneamente a las dosis de 200 a 400 microgramos/Kg. Un mínimo de 2 inyecciones subcutáneas con 14 días de intervalo o un mínimo de 3 tratamientos orales deberá ser administrado a todos los animales que estén en contacto, con el fin de erradicar la infección.

 

CHEYLETIELLOSIS

Esta dermatitis altamente contagiosa es causada por la Cheyletiella. Las hembras adultas pueden sobrevivir hasta 10 días fuera del huésped.

La Cheyletiella son ácaros relativamente grandes. Se han encontrado en gatos, perros, zorros, conejos, ardillas y aves. La Ivermectina puede ser un tratamiento alternativo a la aplicación tópica de acaricidas, en especial cuando hay muchos animales afectados. Un estudio ha  demostrado que la Ivermectina es efectiva y segura contra la Cheyletiella en perros a la dosis de 300 mcg/Kg aplicada por vía subcutánea con un intervalo de tres semanas.

Debido a que algunos médicos veterinarios sugieren que las hembras de este ácaro pueden sobrevivir el ambiente por más de 10 días, se considera que dos tratamientos no serían suficientes para erradicar la infección. Se recomienda que el ambiente sea desinfectado y los animales sean tratados con parasiticidas de uso externo.

 

DEMODECOSIS CANINA

La demodecosis generalizada es una enfermedad cutánea, inflamatoria, caracterizada por una proliferación del Demodex Canis.

Esta enfermedad se trata actualmente con Amitraz, aunque no siempre el tratamiento es exitoso. La Ivermectina se ha usado desde hace 15 años por varios investigadores, usando dosis de 400 microgramos/Kg, vía subcutánea, semanalmente por un total de 8 aplicaciones, sin obtener un buen resultado. Sin embargo, la Milbemicina oxima, administrada vía oral, se ha mostrado efectiva en un 84% a la dosis de 0.5 a 2.0 mg/Kg.

Debido a que la Ivermectina y la Milbemicina tienen un mecanismo de acción similar, al igual que su espectro, la Ivermectina se ha reevaluado en los últimos años usando dosis altas. El endectocida se ha encontrado efectivo en un 83% en perros con sarna demodecica, a las dosis orales diarias de 400 a 600 mcg/Kg. La duración del tratamiento varía de 10 a 18 semanas. En algunos animales se observó ataxia y midriasis de carácter transitorio. Las formulaciones Pour-on, por su mayor efecto se han evaluado en esta condición, usando una dosis de 1500 mcg/Kg (0.3 ml/Kg), tres veces por semana, durante 6 meses de tratamiento; en este caso solo 1 de 12 perros se curó, es decir el 7%.

Se considera que un aumento en la frecuencia puede ser efectivo, como pudiera ser 1.500 mcg/Kg diariamente, sin embargo esta dosificación haría el tratamiento menos práctico que el tratamiento oral diario de 600 mcg/Kg, que ha mostrado su eficacia en un 83%. Este uso oral que sería ¨Extralabel¨, es una alternativa para los animales resistentes al Amitraz o no tolerantes a este acaricida.

 

INFLAMACIÓN POR NEUMONYSSUS CANINUM

La incidenica de este ácaro que habita en las fosas nasales no es conocida.

Los signos clínicos pueden pasar desapercibidos o presentarse como estornudos, secreciones nasales de tipo catarral, excesiva lagrimación, prurito facial u otros signos que sugerirían una alergia respiratoria. La Ivermectina es el único tratamiento efectivo. El tratamiento es el mismo que se usa para la sarna sarcóptica.

 

ECTOPARÁSITOS FELINOS. SARNA NOTOÉDRICA

La sarna notoédrica es causada por el NOTOEDRES CATI, y puede ser enzoótica en algunas regiones del planeta. Recientemente la Ivermectina se ha mostrado útil en el tratamiento de esta sarna. En un experimento, 17 gatos con esta afección fueron tratados y curados por vía subcutánea, con una sola aplicación, a la dosis de 1.000 mcg/Kg, sin embargo se considera que una dosis de 200 mcg/Kg, vía subcutánea puede ser efectiva, y es recomendable repetir el tratamiento entre 6 a 8 semanas y tratar todos los gatos que hayan estado en contacto con los enfermos.

 

ACARIASIS OTODÉCTICA

El otodectes cynotis, ácaro de las orejas, es el responsable de la mayoría de las otitis externas de los gatos. La inyección de Ivermectina de 200  a 400 mcg/Kg, ha mostrado buena eficiencia en el tratamiento de la infestación, cuando se aplica oral, subcutánea o tópicamente.

La administración subcutánea, da origen a una rápida eliminación del O. cynotis y a una disminución en la aparición de casos recurrentes.

Un estudio reciente evaluó la efectividad de la administración Pour-on de Ivermectina en el tratamiento de esta afección. Se utilizaron 24 gatos, con 2 aplicaciones, con intervalos de 14 días y la dosis utilizada fue de 500 mcg/Kg (0.1 ml/Kg) aplicado en el espacio supraescapular (entre las dos paletas). Se considera que la aplicación es fácil y la efectividad fue del 96% (23/24 casos).

Una única aplicación de Ivermectina vía subcutánea puede ser suficiente, pero se considera que dos aplicaciones parenterales cada 2 semanas aseguran una completa eliminación del ácaro.

 

CONCLUSIÓN

La Ivermectina con sus indicaciones fuera de recomendación oficial, o «extralabel» tiene aplicación en dermatología de pequeños animales.

Es efectiva, económica, práctica y ofrece alternativas para su aplicación, ya que puede administrarse oral, subcutánea o tópicamente. Es un producto seguro en gatos y perros a las dosis recomendadas.

En manos de los veterinarios, la Ivermectina es una herramienta útil en el diagnóstico y el tratamiento de ectoparásitos. Como con cualquier otra droga, los veterinarios deben explicar a sus clientes los riesgos y beneficios de estas aplicaciones «extralabel». Se recomienda que en aquellas regiones donde la filiariasis es enzoótica, chequear los animales antes de administrar el compuesto.

 

 

Tomado de: http://www.mundoveterinario.net/nueva/referencias/peq_anim/ivermectina.htm