News

Recorte de pelos en borla y ubre, una buena práctica de manejo

Expertos aseguran que mediante el recorte de los pelos de la borla de la cola y de los que se encuentran en la ubre es posible reducir la aparición de afecciones en esa zona.

Felipe Aristizábal, médico veterinario-zootecnista y especialista en producción láctea, manifestó que debido a que la borla contamina demasiado las glándulas mamarias, hace muchos años atrás, en países industrializados con sistemas estabulados como Estados Unidos, Canadá y algunos de Europa optaban por amputarles la cola a las vacas.

Se descubrió que con esta práctica quedaban unos neuromas que producían un dolor crónico, entonces en vez de encontrar un beneficio, era contraproducente. Con el paso del tiempo, este manejo fue prohibido por la Unión Europea.

Con el ánimo de respetar el bienestar del animal y propender el cuidado de la ubre, cada vez toma más fuerza la implementación de acciones muy sencillas en el hato como el recorte de los pelos de la borla de la cola y de los pezones de la vaca.

El recorte de los pelos de la borla es una práctica muy sencilla, pero la de la ubre requiere mayor cuidado ya que por lo general se realiza con un flameado que solo puede realizar un experto o persona con suficiente experiencia para solo quemar los pelos y evitar lastimar los pezones.

Las vacas están moviendo constantemente la cola con el objetivo de espantar las moscas y otros insectos que les causan estrés. Cuando hay exceso de pelo en la borla de la cola, esta se puede impregnar con materia fecal u otra suciedad y puede llegar a infectar la ubre

Fuente: contextoganadero

Guardar

Search News

Agrovet Market Channel