Noticias

Consejos prácticos para suplementar

En ganadería, la suplementación siempre debe entenderse como una ración adicional que se suministra a los animales para complementar el pasto que consumen en las praderas; en ningún caso debe convertirse en la base de la dieta. La suplementación se requiere con mayor frecuencia para proveer minerales a través del suministro de sal mineralizada o, en la época de verano, cuando disminuye significativamente la cantidad de pasto en los potreros.
 
A continuación unos consejos prácticos para suplementar:
 
• Empezar con poca cantidad y aumentar la suplementación paulatinamente para que los animales se adapten a la nueva alimentación, evitando trastornos digestivos.
• El espacio necesario es de 60 cm. de batea por animal para vacunos adultos.
• Suplementar los animales siempre a la misma hora.
• Para mantenimiento ofrezca al menos 1/2 kg de concentrados para vacunos jóvenes y no más de 2 kg. para adultos.
• No esperar a que los animales estén hambreados para iniciar la suplementación.
 
Característica de los suplementos:

Teniendo en cuenta tanto aspectos nutricionales como económicos, resulta fundamental conocer el aporte que cada uno de ellos hace. En ese sentido se deben considerar básicamente tres aspectos:
 
1) % de materia seca (MS) que representa el contenido real de nutrientes que tiene el alimento, una vez que se le quita la fracción agua.
2) % de proteína cruda (medida sobre la base del contenido de MS)
3) unidades de energía por kg de MS, que están relacionadas con la capacidad del alimento de aportar energía.


Fuente: contextoganadero.com

Buscador de noticias

Canal Agrovet Market