Noticias

Inflamación del intestino en el perro

No solo los parásitos internos pueden infectar el intestino de nuestro perro. Microorganismos patógenos externos como las bacterias e incluso algunos tipos de hongos, pueden acabar en el aparato digestivo del perro. Ante la presencia de estos agentes, el intestino del can responde a esta contaminación con un mecanismos de defensa llamada “inflamación”.

Algunos de los avisos que pueden alertar de una infección bacteriana son los vómitos y las diarreas anómalas. No es extraño que el perro experimente, a la vez, una pérdida de su apetito. Se recomienda que ante cualquier síntoma se acuda al veterinario.

El hecho de que un perro coma menos de lo habitual o se muestre apático puede ser síntoma de que el animal ha enfermado.
El can no sabe decir qué le pasa, qué le duele; por eso, debemos prestarle atención y aprender a leer su comportamiento.

Consejos

Los nocivos huéspedes pueden infectar al perro cuando este entra en contacto con las heces de animales previamente contagiados: vigile que su mascota no se acerque o ingiera los excrementos de otros canes durante sus paseos al aire libre.

No olvide que tomar alimentos crudos es otra vía de riesgo para una mascota.

Ofrezca a su amigo alimentos de buena calidad: es esencial para cuidar de su salud intestinal. No permita que el can lama o tome alimentos de la calle.

Fuente: consumer.es

Guardar

Buscador de noticias

Canal Agrovet Market